english

Los Aditivos promotores del crecimiento

Los aditivos promotores del crecimiento de los animales: Situación actual (Extracto).

María Dolores Carro y María José Ranilla Departamento de Producción Animal I. Universidad de León. 24071 León. Publicada en Albeitar, 51, Mayo 2002

www.exopol.com/general/circulares/90circ.html email: DP1MCT@UNILEON.ES


La utilización de plantas y de hierbas medicinales, o de alguno de sus componentes, se plantea actualmente como una de las alternativas más naturales a los APC. Algunas plantas (anís, tomillo, apio, pimiento, etc.) contienen aceites esenciales que les confieren propiedades aromáticas. Tal y como se ha observado en diferentes experimentos, la utilización de estos aceites puede producir aumentos de la ganancia diaria de peso similares a los registrados con APC en cerdos y pollos (Piva and Rossi, 1999). Otras plantas, como los cítricos contienen bioflavonoides que también pueden producir efectos positivos sobre los rendimientos productivos de los animales.

Los mecanismos de acción de estas sustancias y de otras extraídas de diferentes plantas no se conocen totalmente, y varían según la sustancia de que se trate.Algunos de los mecanismos propuestos son:


- disminuyen la oxidación de los aminoácidos,

- acción antimicrobiana sobre algunos microorganismos intestinales,

- favorecen la absorción intestinal,

- estimulan la secreción de enzimas digestivos,

- aumentan la palatabilidad de los alimentos y estimulan su ingestión,

- mejoran el estado inmunológico del animal.

La utilización de estos extractos provoca en el rumen un descenso de las bacterias Gram+ y de los protozoos, lo que se traduce en una reducción de los niveles de amoníaco en el rumen, aumenta la producción de ácidos grasos volátiles y puede incluso incrementar la síntesis microbiana. En los animales no rumiantes estos extractos han demostrado también su actividad, ejerciendo su efecto antiprotozoario y mejorando el estado inmunológico de los animales.

Los extractos de plantas forman parte de lo que se denomina "zona gris" en los aditivos, un grupo de sustancias "toleradas" pero no admitidos como aditivos de manera estrictamente legal. Los extractos vegetales entrarían dentro del grupo de aditivos clasificado como "sustancias aromáticas y saborizantes", en el que se incluyen "todos los productos naturales y los productos sintéticos correspondientes", y que pueden utilizarse en todas las especies animales, sin restricción alguna en su edad o en la dosis de producto.